Hablar y Escuchar Un Arte Que Jamás Debemos Separar

caracol-beso

Escuchar es una habilidad que mantiene las relaciones unidas. Incluso cuando llegan los momentos mas efusivos dominados por las emociones, se puede siempre escuchar más allá de la decepción, tristeza o ira, oír es  un gesto sanador y reparador para el que la ejecuta como para quien lo recibe.

Sin embargo, cuando la relación queda aferrada a la ira y  a elementos especifico del tema en discusión y no logran oír, se pierde cualquier oportunidad para crecer. Aparece de inmediato el acto defensivo, en el que la escucha adopta la forma de pasar por alto o rechazar la molestia del otro, reaccionando a esta como si fuera un ataque con criticas, tonos desagradables y palabras hostiles.

La comunicación abierta no acepta intimidación, amenazas ni insultos. Tampoco da lugar a ninguna, de las innumerables formas de la actitud defensiva: excusas, negación de la responsabilidad y abandono.

La forma mas poderosa de escuchar realmente las emociones y sentimientos  que hay detrás de la queja y la molestia es la empatía. Empatizar con el otro exige revisar y gestionar las propias reacciones emocionales, hasta el punto en el que sean lo suficientemente receptivas en el otro, la empatía se deteriora cuando los propios sentimientos son tan intensos que no permiten una armonización, sino que simplemente dominan todo lo demás.

Hasta aquí, todo suena muy bien… pero ¿Como puedo mejorar mi escucha? ¿Como puedo transmitir mis quejas e inconformidades sin generar daño en las relaciones con los demás?

Ante estos cuestionamientos el psicólogo Haim Ginott, sugiere que la mejor forma de formular una queja, es XYZ <<Cuando tú hiciste X me sentí  Y, y habría preferido en lugar de eso hubieras hecho Z.>>

Ejemplo
Cuando no me llamaste para decirme que ibas a llegar tarde a la cita que teníamos para cenar, me sentí despreciada y furiosa. Ojala me hubieses llamado para avisarme que llegarías tarde. En lugar de “Eres un desconsiderado y egocéntrico porque no avisas que te cuesta, siempre me haces perder el tiempo” 

Hablar y escuchar un arte que jamás debemos separar

Fuente: La Inteligencia Emocional, Daniel Goleman

Darlys Jimenez
Psicóloga – Coach

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s