Destacado

TECNICAS DE RELAJACION PARA EL ESTRES Y LA ANSIEDAD.

Hablar de estrés y ansiedad, se ha convertido en un tema frecuente de conversación en los distintos ambientes en los cuales nos relacionamos. Es muy común escuchar por parte de nuestros familiares y amigos, que cosas los estresan o en que situaciones experimentan sintomatología relacionadas a la ansiedad. sin embargo, así como se cuenta la experiencia también se revelan técnicas o estrategias que han puesto en marcha para comprender y sobre llevar este tipo de situaciones.


En mi opinión personal, considero que más que llenarte de información y conocer algunas de las técnicas, de las cuales estoy segura de que todas funcionan, es enfocarte en desarrollar la habilidad, en aprender a gestionar tus emociones, pensamientos y comportamientos.

Considero, que colocar en práctica las técnicas sin un proceso que te lleve a desarrollar la habilidad es como colocar un pañito de agua tibia, saltaras de técnica en técnica sin enfocarte en el proceso de mejora continua.

Teniendo en cuenta lo anterior, quiero compartir contigo un concepto que me ha dejado enamorada; se trata del concepto de Agilidad Emocional, desarrollado por la Dra. Susan David. Quizás te estés preguntando ¿…y esto que tiene que ver con el estrés y la ansiedad? permíteme explicarlo.

Tanto el estrés como la ansiedad te pueden llevar a experimentar; fatiga debilidad o cansancio extremo como también sensación de agotamiento, problemas para controlar y manejar las emociones, puede pasar a menudo con el enfado o la ira, irascibilidad, irritabilidad, inestabilidad emocional, cambios de humor, miedos generalizados, ataques de pánico, dificultad para mantener la atención, problemas de concentración, olvidos frecuentes, problemas de memoria, entre otros.

Por lo anterior, considero que conocer sobre agilidad emocional aportara gran valor. La agilidad emocional es un proceso que nos permite estar en el momento tiene que ver con relajarse, calmarse y vivir con mayor intención. Las personas emocionalmente ágiles son dinámicas, demuestran flexibilidad a la hora de manejarse en un mundo complejo.

Son capaces de tolerar altos niveles de estrés, entienden que en la vida se presentan situaciones difíciles, pero no dejan de actuar con relación a sus valores más preciados y persiguen sus grandes metas. Siguen experimentando emociones de ira, tristeza, ¿Quién no, verdad?, pero las afrontan con curiosidad, aceptación y amabilidad.

¿Cómo Puedo Cultivar La Agilidad Emocional?


David (2016) destaca que el proceso del cultivo de la agilidad emocional se desarrolla en cuatro movimientos esenciales:

MOSTRARSE; Significa enfrentarte a tus propios pensamientos, emociones y comportamientos con intención, curiosidad y amabilidad.


DISTANCIARSE; Después de afrontar tus pensamientos y emociones el siguiente paso es desapegarte y observarlos como lo que son; solo pensamientos y emociones. El hecho de observarte desde fuera evita que tus experiencias mentales pasajeras te controlen.

SEGUIR EL CAMINO; Una vez que has apaciguado tus procesos mentales y, luego, has creado el espacio necesario entre los pensamientos y el pensador puedes centrarte en lo que realmente importa tus valores fundamentales y objetivos relevantes.


SEGUIR ADELANTE; al tener en cuenta los 3 pasos anteriores, en este punto puedes desarrollar ajustes en tus rutinas y hábitos, lo cual te permite valorar cual es tu punto de equilibrio entre tus retos y aptitudes, de modo que seas amable no victima, que no te sientas abrumado sino animado, entusiasmado y energizado por los desafíos que se te puedan presentar. Que tus emociones más problemáticas constituyan para ti una fuente de energía, creatividad e inspiración.


Una vez iniciado este proceso, y te sienta comprometido a pasar de la rigidez mental y emocional a la Agilidad emocional y mental. Sugiero complementarlo con algunas de las siguientes técnicas. Al hacerlo crearas conciencia de sus beneficios y experimentaras resultados positivos.

Respiración Diafragmática.


¿Te has puesto a pensar de cómo respiras y qué utilizas para ello? Seguramente no y es que muchas veces, el simple hecho de modificar la forma en la que respiramos hará que se den ciertos cambios en nuestro cuerpo con los que las respuestas de estrés y ansiedad se disminuirá.

El objetivo de esta técnica es poder respirar de manera óptima, esto es, utilizando el abdomen y no el pecho. Toma nota de como realizarla paso a paso.

  1. Acuéstate en una superficie plana, sin almohadas o cojines, también puedes hacerlo sentado con la espalda recta.
  2. A continuación, coloca la palma de una de tus manos sobre el pecho y la otra sobre tu abdomen. Durante 30 segundos, dirige tu atención hacia cómo la respiración hace que estas dos zonas se muevan. ¿Qué notas? El hecho de que el pecho se mueva mucho más que el abdomen es un signo de respiración superficial, mucho más habitual de lo que pensamos y que conlleva a la falta de oxígeno aunque no seamos conscientes de esto.
  3. Después, durante 3 minutos como mínimo, has de guiar tu respiración para hacer que la mano que reposa sobre el abdomen se mueva más que la que hay sobre el pecho. ¿Cómo se hace? Inhalando muy profundo por la nariz durante unos 5 segundos y manteniendo el aire en la zona del vientre durante un par de segundos. Después, exhalando por la boca durante otros 5 segundos.


Imaginación Guiada


Para esta técnica, necesitas unos minutos sin interrupciones, inicia con la práctica de la respiración diafragmática que acabamos de explicar en el punto anterior más la imaginación. Toma nota del paso por paso cómo realizarla.

  1. Utiliza los primeros minutos para conseguir una respiración diafragmática como lo describí en la técnica anterior. Si deseas puedes colocar una música relajante de fondo o una vela de tu aroma preferido.
  2. Cuando estés respirando de manera óptima y con los ojos cerrados pasa a imaginar algo que te ayude a estar relajad@, el mar, las flores, montañas o un sitio que te genere tranquilidad. Intenta imaginarlo de forma muy vívida y con todo tipo de detalles. Procura que esta imagen sea muy clara y que capte toda tu atención mientras sigues respirando profundamente.
  3. No dejes de recorrer la escena que estás imaginando. Concéntrate y piérdete en ella.
  4. Unos minutos después, ve perdiendo la imagen o situación imaginada, y céntrate de nuevo en tu respiración. El ejercicio termina cuando la imagen haya desaparecido por completo.


Relajación Rápida


Este ejercicio es el más sencillo y rápido de los seis que os propongo y la idea es que lo puedas llevar a la práctica varias veces en un mismo día.

Se basa en que se elija un objeto que habitualmente observes (un marco de algún cuadro, una agenda, un objeto que esté sobre tu escritorio o el espacio donde te encuentres) y que cada vez que lo mires, realices tres o cuatro respiraciones profundas seguidas mientras te centras en sentir cómo se relajan los músculos de tu cuerpo.

Es importante, que tengas en cuenta que si bien las técnicas de relajación pueden ser efectivas en algunos problemas de ansiedad, no lo son para todos. Es muy importante conocer y explorar las causas, para así dar con la solución adecuada. O de lo contrario, podremos acabar viendo en las técnicas de relajación, como ya ocurre con otras técnicas, una píldora mágica para todo, que de mágica tiene poco.

Cuéntame en los comentarios como te ha parecido!

Un abrazo.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

David, S (2016). Agilidad Emocional. Editorial Sirio, S. A

Castro, S., (09 de Enero, 2020) 6 Técnicas de Relajación Para La Ansiedad y El Estrés. Recuperado de https://www.iepp.es/tecnicas-relajacion-asniedad-estres

Burgueño, L., Sin esto la relajación no funciona. Recuperado de https://cemyc.com/estres-ansiedad-y-emociones/sin-esto-la-relajacion-no-funciona

Destacado

LOS CELOS; Origen, Consecuencias y Cómo Controlarlos.

“El celoso ama más, pero el que no lo es ama mejor”

Móliere

Todos en algun momento o punto de nuestra relación hemos llegado a experimentar o sentir celos. En este artículo explicaremos; ¿Qué son? ¿Donde se originan? ¿Cuales son las consecuencias? y ¿Cómo controlarlos?

¿QUE SON?

Los celos son un conjunto de respuestas; cognitivas, conductuales y emocionales ante la percepción de la amenaza para la relación, sea ésta real o imaginada. Caudillo y Cerna (2007) en su libro “Sexualidad y vida humana” describen; “Desde la perspectiva psicológica los celos están asociados con una falla en la regulación de la autoestima del sujeto, lo cual lo lleva a una constante sensación de amenaza e inseguridad y, en su caso desconfianza en la pareja, afectos que en realidad se alejan del amor y debilitan una relación”.

¿DONDE SE ORIGINAN?

  • Baja Autoestima; A mayor inseguridad, mayores celos. Mayormente se consideran a sí mismas como insuficientes para su pareja, vulnerables o poco interesantes, Las personas inseguras muchas veces no se sienten merecedoras del amor de su pareja y esto les lleva a desconfiar de la sinceridad y del cariño del otro.

  • Aprendizaje Familiar; Es probable que una persona que haya presenciado escenas de celos en sus padres tenga más predisposición a ser celoso que otra cuyos padres se sentían seguros el uno del otro.

  • Experiencias vividas; Personas que han sido traicionadas alguna vez por alguien en quien confiaban en el pasado es más probable que posteriormente desarrollen una personalidad celosa y se vuelvan más desconfiadas en todos los aspectos.

¿CUALES SON LAS CONSECUENCIAS?

  • Riñas constantes en la relación; Malentendidos que surgen con base en el mal manejo de las emociones, generando malestar y conflicto.

  • Problemas con terceros; amigos, familiares o compañeros de trabajos.

  • Inestabilidad emocional; cambios constantes en los estados de ánimo. Aumento en los niveles de ansiedad y estrés.

  • Insomnio o dificultad para dormir; por una interminable actividad en los pensamientos por las discusiones del dia, recuerdos tormentos o fantasías de infidelidad.

  • Dificultad para concentrarse; Encuentras dificultad para mantener la atención en las actividades diarias.

¿COMO CONTROLARLOS?

  • Evita pensamientos limitantes o destructivos  que hagan que el problema de los celos se agrave. Intenta observar el pensamiento destructivo y sustituir esos pensamientos por otros de seguridad y confianza que ayuden a frenarlos.

  • Procura ser objetiv@ y aprende a diferenciar lo que son hechos reales de lo que puede estar únicamente en tu imaginación. Lo cual te permite hacer una valoración real del problema o situación.

  • Procura ser responsable de lo que sientes y no olvides que tus actos sólo dependen de ti. Tú eres la única persona que puede cambiar tu conducta ante lo que estás sintiendo. No busques culpables.

  • Deja espacio a tu pareja. Evita ese impulso irrefrenable que te lleva a estar en todo momento controlando y preguntándole sobre lo que hace y con quien lo hace. Esto aleja la posibilidad de fortalecer la confianza.

  • Comunica tus pensamientos y emociones a la persona cuyo comportamiento ha generado los celos. Se clar@ y concis@ y es que si hay motivos reales y objetivos que justifiquen los celos lo primero que hay que hacer siempre es hablarlo. Identifica realmente cuáles han sido las conductas que te han hecho sentirte así y házselo saber. Hablar el tiempo que sea necesario, sin prisas, con calma, sin someter a una presión excesiva a la otra parte y con ánimo de disipar cualquier posible duda. El objetivo es esclarecer qué ocurre en realidad y juntos validar la percepción. De esta manera construyen acuerdos que fortalecen el vínculo.

  • Busca ayuda profesional y no esperes más, si los celos están afectando vuestra relación de pareja y necesitas aprender cómo ser menos celoso.

Déjame saber como te ha parecido.

Un abrazo!

Referencias Bibliográficas.

Ortiz, W., Del Celo Al Infierno. Los Celos En Las Relaciones De Pareja, Baja California, México, Ediciones ILCSA S.A de C.V.

Castro, S., (16 diciembre, 2019) Los Celos: Origen y Cómo Controlarlos. Recuperado de https://www.iepp.es/los-celos-origen-y-como-controlarlos

Destacado

¿Como superar una crisis de pareja?

Tratar el tema de relaciones y específicamente el tema de relaciones de pareja es un entramado bastante amplio, ya que intervienen las percepciones y creencias que tengamos al respecto teniendo en cuenta nuestras expectativas, vivencias y experiencias. El hecho de sentirnos amados, reconocidos respetados y aceptados en una relación puede interpretarse como una señal de que las cosas van bien, y que muchos deseen tener esa relación o esa pareja que tu tienes.

No obstante, mucho más allá de esperar que mi pareja cumpla mis expectativas, me llene de atenciones y viva en función de la relación. Es comprender inicialmente, que mi pareja no está allí para nada de eso. Cuando tengo unas expectativas estrictas en torno a mi pareja es muy fácil que llegue la desilusión, la angustia, la tristeza y sienta que no vale pena. Quizás estés pensando: “Perdi mi tiempo”, definitivamente “él o ella no vale la pena” “no era lo que yo esperaba” y veas más cerca el punto más álgido negativo de la crisis; el lamentable suceso, rompimiento de la relación o el divorcio.

Todo esto parece confirmar que un mal momento en la relación o experimentar una crisis nos lleve a este temor mortífero de nuestras ilusiones como también de la relación, no obstante, no hay que tener miedo a la palabra crisis ya que su significado es “cambio inevitable”, se trata de un cambio necesario y la palabra no tiene por qué tener connotaciones negativas, aunque habitualmente así se asocie. La ruptura no llegará si somos capaces de incorporar nuevos elementos en nuestro día a día de pareja, asumiendo estos cambios, logrando así superar la crisis.

Es importante entender que a lo largo de cualquier relación sentimental, matrimonial y/o amorosa es completamente normal e inevitable que toda pareja pase por diferentes etapas en las que se pueden encontrar ante situaciones diversas de crisis. En estas etapas o estadíos seguir haciendo las cosas como se estaban haciendo hasta ese momento es insostenible, por lo que la persona deberá adaptarse y decidir si crecer por sí sola o crecer con la otra persona, crecer juntos.

Ahora bien, qué te parece si revisamos cuales son las actitudes que podrían estar ocasionando que tu relación sea insostenible. Este listado fue elaborado por los psicólogos Norman Epstein , James Pretzer y Barbara Fleming.

  1. Si mi pareja en verdad me quisiera, no TENDRÍAMOS ninguna riña. Las riñas son oportunidades para expresar los desacuerdos, si comunicas asertivamente tus ideas, sin ofender es probable que el resultado sea positivo para ambos.
  2. SI MI PAREJA HIERE MIS SENTIMIENTOS PIENSO QUE ÉL O ELLA ES MALA. Los calificativos son barreras en la comunicación, pues tu pareja responderá a la defensiva.
  3. SI MI PAREJA ME CONTRADICE, PIENSO QUE NO ME RESPETA LO SUFICIENTE. Si tu pareja eventualmente te contradice esta expresando su derecho a pensar, lo cual no significa falta de respeto.
  4. CUANDO MI PAREJA NO ESTA DEACUERDO CONMIGO ANTE OTRAS PERSONAS PIENSO DE QUE ES UNA SEÑAL DE QUE NO LE IMPORTO DEMASIADO. El apoyo y reconocimiento es importante, sin embargo cuando se exige de manera reiterativa es poco saludable, puesto que tu valía debe estar apoyada en el autorrespeto, lo que pienses de ti fortalecerá tu valía más que la opinión de tu pareja.
  5. SI MI PAREJA HACE ALGO QUE ME PERTURBA, PIENSO QUE ES PORQUE DESEA HERIRME A PROPÓSITO. Es común atribuir malas intenciones a las personas. Sin embargo este tipo de lecturas carece de bases reales, en este sentido responden con hostilidad, provocando la conducta indeseada.
  6. MI PAREJA DEBERÍA SABER O CONOCER QUÉ ES IMPORTANTE PARA MI SIN TENER QUE DECÍRSELO . En las relaciones saludables ambos expresan de manera franca sus deseos y necesidades.
  7. SI TENGO QUE PEDIR LO QUE REALMENTE QUIERO, ESO YA LO HECHA A PERDER. Es combinación con lo anterior ¿Como sabra tu pareja lo que quieres si no lo solicitas? podrías acumular muchas frustraciones, esperando su buena disposición sin recibir nada.
  8. SI A MI PAREJA EN REALIDAD LE IMPORTARA, HARÍA LO QUE LE PIDO. ¿Demandas obediencia ciega de tu pareja? Esta es una maniobra empleada para dominar, lo cual probablemente indique que necesites ayuda para manejar y entender tu poca tolerancia a la frustración.
  9. UNA BUENA RELACIÓN NO DEBERÍA TENER PROBLEMA ALGUNO . Incluso las mejores relaciones atraviesan períodos de crisis en algún momento. Los problemas afrontados con madurez son una oportunidad de crecimiento. Después de las tormentas las parejas consolidan su compromiso y amor.
  10. SI DOS PERSONAS SE AMAN DE VERDAD NO HAY NECESIDAD DE ESFORZARSE PARA QUE LA RELACIÓN FUNCIONE . La relación necesita de cuidados, recuerda estos cuidados incluyen gestos, palabras y acciones.
  11. MI PAREJA SIEMPRE TRATA DE HACER LAS COSAS A SU MANERA. Tener la razón absoluta en una relación es imposible. Por el contrario, las actitudes saludables son flexibles y se expresan como preferencias o deseos.
  12. MI PAREJA NUNCA ESCUCHA LO QUE TENGO QUE DECIR. Esta es una generalización en exceso, sabemos que exageramos nuestra percepción cuando utilizamos palabras como; todo, nada, siempre y nunca. Haz una valoración un poco más precisa ¿Tu pareja nunca te presta atención? ¿esto sucede el 100% de las veces?
  13. SI MI PAREJA SE ENOJA CONMIGO, ESO INDICA QUE EN VERDAD NO ME AMA. Tu pareja tiene derecho al enojo, a reír a llorar o cualquier otra emoción, pero eso no significa falta de amor.
  14. SI UNA PERSONA TIENE DUDAS DE SU RELACIÓN, ESO SIGNIFICA QUE ALGO ANDA MAL EN ELLA. Una vez más puedes estar confundiendo, una creencia con la realidad objetiva ¿Alguna vez tu pareja ha manifestado sus dudas abiertamente o solamente estás suponiendo cosas?
  15. SI A MI PAREJA LE IMPORTARA SIEMPRE SENTIRÁ AMOR POR MI. Las personas con dependencia emocional solicitan constantes pruebas de afectos, son como un saco roto que nunca se llenas. Tu pareja tiene derecho de opinar asi a ti te desagrade.

Hasta este momento, toma nota cuáles de estas actitudes pueden estar afectando tu forma de ver la crisis. A continuación detallare las posibles soluciones.

BUSCA EL DIÁLOGO Y LA COMUNICACIÓN ÓPTIMA . Se cercan@, procura no imponer tu punto de vista de manera constante.

Utiliza “mensajes yo”. cuando hables con tu pareja, de esta manera asumirás la responsabilidad. Ya que hablar desde el tu, solo provocará más conflicto.

Mejora la asertividad. Intenta decir las cosas cuando te molesten (que es cuando las expresamos con nuestras mejores palabras) y nunca cuando te harten (que es cuando las expresamos con nuestras mejores ofensas).

Céntrate en el momento actual: en el presente e intenta no rememorar ni remover conflictos pasados, ni sacar a la luz viejos fantasmas del pasado.

Evita buscar culpables: Muchas veces las reflexiones de pareja en crisis llevan a culpabilizar al otro constantemente, esto no tiene ningún sentido, trata de no hacerlo más, queremos hacer responsable al otro de como nos sentimos. Solemos pensar o decir frases como:

Me ofendes
Me haces sentir mal
No puedo evitar lo que siento
Simplemente estoy enfadad@, no me pidas que te explique porque
Esa persona me enferma
Tengo miedo de perderte
Me avergüenzas
Me haces hacer el tonto en público.


Sentirse externamente controlado o controlada te coloca en un estado de indefensión. El mundo, el destino, las personas o mi pareja son totalmente responsable de mi felicidad. Re escribiremos la lista anterior como inicio en tu proceso para recuperar el control.

Me ofendí por las cosas que me dije a mi mismo, respecto a cómo reaccionaste tú ante mí.
Me hice sentirme mal.
Puedo evitar lo que siento, pero he decidido estar enfadado.
He decidido sentirme enfadado porque generalmente puedo manipular a los demás con mi enfado puesto que ellos piensan que yo los controlo.
Yo me enfermo a mi mismo.
Yo tengo miedo de perderme.
Yo me averguenzo de mi mism@
.
Yo hago más el tonto por tomar más en serio, tus opiniones respecto a mi mismo que las mías propias, y por creer que los demás hacen lo mismo.

Sé más detallista. Una sorpresa, un regalo, un guiño, una pequeña broma de matices dulces e inteligentes cuando la situación está tensa, una caricia, una mirada cómplice, un cuerpo que busca un abrazo, un detalle inesperado… trata de buscar los detalles y cuidarlos.

No te focalices sólo en las cosas negativas: Cuando estamos en crisis es muy fácil ver y sacar a la luz a la cosas negativas de nuestr pareja, sin embargo no pierdas de vista las cosas buenas y positivas.

Aprende a escuchar. El objetivo de la comunicación es entender la posición y no terminar en suposición. Para ello es indispensable aprender a escuchar.

Busca actividades en común. Para compartir más tiempo juntos. Recupera esas actividades que les gusta compartir como equipo.

Trabaja la confianza. Confía en tu pareja, no le agobies y no le ahogues con llamadas o mensajes continuamente. La libertad es el germen del amor verdadero, la confianza es clave en todo vínculo auténtico, en todo lazo que deseemos cuidar y preservar. No se puede vivir en pareja, ni tener una relación de pareja sana sin libertad.

Cuídate y trabaja en ti. Si tú no te encuentras bien, es difícil que la pareja esté bien. Cuida tu salud física y emocional, muchas veces llevamos y traspasamos nuestros miedos, inquietudes y problemas personales a la pareja. Ocúpate de ti, hazte responsable de tus pensamientos, emociones y acciones.  

Cuentame, como te ha parecido. Un abrazo!

Recuerda: Vive, Ama y transforma.

Referencias Bibliográficas
Renzo, A.,(2018) Pareja En Crisis Cuando El Amor No Es Suficiente Libro 1
https://www.iepp.es/crisis-pareja-sintomas-soluciones/?utm_source=Telegram&utm_medium=Social&utm_campaign=2020_11_TLGR_blog_2

ATENCIÓN EN CASA A PACIENTES INFECTADOS CON (COVID-19)

Escribo este articulo, con el objetivo de compartir información que te ayude a entender y comprender los cuidados que debes tener en casa, si algún familiar resulta infectado por el nuevo virus. La OMS ha elaborado estas orientaciones breves para responder a la necesidad de contar con recomendaciones sobre cómo cuidar de los pacientes sospechosos de haber
contraído el nuevo coronavirus que causa la COVID-19 y que presenten síntomas leves.

  1. Instalar al paciente en una habitación individual y bien
    ventilada (es decir, con las ventanas abiertas y con una
    puerta abierta).
  2. Limitar los movimientos del paciente dentro del
    domicilio y reducir al mínimo los espacios compartidos
    (por ejemplo, cocina y baño), garantizando en todo caso
    que estén bien ventilados (por ejemplo, dejando las
    ventanas abiertas).
  3. Los demás habitantes del hogar deben instalarse en una
    habitación distinta; si ello no es posible, deben mantener una distancia mínima de un metro con el enfermo(por ejemplo, durmiendo en camas separadas).
  4. Limitar el número de cuidadores. De ser posible, de la atención del paciente se debe ocupar una persona que goce de buena salud y que no presente enfermedades crónicas o que afecten a su respuesta inmunitaria.
  5. No se debe permitir la entrada de visitantes hasta que el paciente no se haya recuperado por completo y no presente signos o síntomas.
  6. Aplicar las medidas de higiene de manos después de cualquier tipo de contacto con los enfermos o con su entorno inmediato, al igual que antes y después de preparar alimentos, antes de comer, después de usar el baño y siempre que se advierta suciedad en las manos. Si no hay suciedad visible en las manos, también puede usarse un gel hidroalcohólico. Cuando haya suciedad visible, habrá que lavárselas con agua y jabón.
  7. Para secarse las manos después de lavárselas con agua y jabón, es preferible usar toallitas de papel desechables. De no haberlas, se utilizarán toallas de tela limpias, que se deberán cambiar cuando estén húmedas.
  8. Cuando se encuentren en la misma estancia que el paciente, los cuidadores deberán utilizar una mascarilla médica bien ajustada que cubra la boca y la nariz. La mascarilla no debe tocarse ni manipularse durante su uso.Si se moja o se mancha con secreciones, deberá sustituirse inmediatamente por una mascarilla seca nueva.
  9. Para quitarse la mascarilla se utilizará una técnica adecuada que evite tocar su parte frontal. Inmediatamente después de ello se debe desechar la mascarilla y aplicar medidas de higiene de manos.
  10. Ha de evitarse el contacto directo con los fluidos corporales —sobre todo las secreciones orales y respiratorias— y con las heces. Para efectuar cualquier maniobra en la boca o las vías respiratorias del paciente y para manipular las heces, la orina y otros desechos se deben utilizar guantes desechables y mascarilla. Antes y después de quitarse los guantes y la mascarilla se aplicarán medidas de higiene de manos. No se deben reutilizar las mascarillas ni los guantes.
  11. Las sábanas, toallas, platos y cubiertos utilizados por el paciente no deben compartirse con otras personas. No es necesario desechar estos artículos, pero sí lavarlos con agua y jabón después de su uso.
  12. En la estancia del enfermo es necesario limpiar y desinfectar diariamente las superficies de uso cotidiano con las que exista contacto frecuente (como la mesilla de noche, la estructura de la cama y otros muebles). Tras una limpieza inicial con jabón o detergente doméstico ordinarios, y una vez aclarado el producto, se aplicará un desinfectante doméstico de tipo habitual que contenga un 0,5% de hipoclorito sódico (equivalente a 5000 ppm, o 1 parte de lejía en 9 partes de agua).
  13. Las superficies del cuarto de baño y el retrete deben limpiarse y desinfectarse al menos una vez al día. Tras una limpieza inicial con jabón o detergente doméstico ordinarios, y una vez aclarado el producto, se aplicará un desinfectante doméstico de tipo habitual que contenga un 0,5% de hipoclorito sódico.
  14. La ropa, las sábanas y las toallas sucias del paciente deben colocarse en una bolsa para colada y lavarse a mano con agua y jabón de colada ordinario, o a máquina a 60–90 °C con detergente ordinario, y dejarse secar por completo. No debe sacudirse la ropa sucia, y hay que evitar que la piel y la ropa entren en contacto con los artículos contaminados.
  15. Para la limpieza de superficies y la manipulación de ropa, sábanas o toallas manchadas con fluidos corporales se deben utilizar guantes y ropa de protección (por ejemplo, delantales de plástico). Según el contexto pueden emplearse guantes de limpieza domésticos o guantes desechables. En el primer caso, después de su uso los guantes deben lavarse con agua y jabón y descontaminarse con una solución de hipoclorito sódico al 0,5%. Los guantes desechables (por ejemplo, de nitrilo o látex) deben desecharse después de su uso. Antes y después de quitarse los guantes se deben aplicar medidas de higiene de manos.
  16. Los guantes, las mascarillas y otros desechos generados durante la atención domiciliaria al paciente deben colocarse en un recipiente con tapa situado en la habitación del paciente y posteriormente eliminarse como desechos infecciosos.
  17. Se deben evitar otros tipos de exposición a objetos contaminados del entorno inmediato del paciente (por ejemplo, no se deben compartir cepillos de dientes, cigarrillos, platos y cubiertos, bebidas, toallas, esponjas ni ropa de cama).

Segun, Gallagher, J (20 abril 2020) Las personas con síntomas leves probablemente se recuperen bien y rápidamente. La fiebre debería calmarse en menos de una semana, aunque la tos pueda persistir. Un análisis realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir de datos de China dice que a los pacientes les toma dos semanas en promedio recuperarse.

Referencias bibliográficas.

Gallagher, J (20 abril 2020). Coronavirus: ¿cuánto tiempo lleva recuperarse de la covid-19?https://www.bbc.com/mundo/noticias-52338314

Organizacion Mundial De La Salud. (17 de marzo de 2020). Atención en el domicilio a pacientes con COVID-19 que presentan síntomas leves, y gestión de sus contactos. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331528/WHO-nCov-IPC-HomeCare-2020.3-spa.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Destacado

Que es una creencia y cuales son sus características.

Tus creencias no están hechas de realidades; es tu realidad la que está hecha de tus creencias

Richard Bandler

Una creencia es una idea opinión o sentimiento, el cual se le confiere el rango de veracidad. Por lo regular tienen un origen racional, que expresan un juicio o opinión positiva o negativa, acerca de la realidad parcial o global. Son esas nociones pre existentes de la realidad que funcionan como filtros, dando significado a lo observado. Son un recurso altamente beneficioso para el ser humano, pero también puede convertirse en una prisión que limite y haga de tu vida un caos.

CUALES SON SUS CARACTERÍSTICAS.

  1. Tienen la peculiaridad de dar sentido y coherencia a todo acontecimiento externo o interno del ser humano. Por ello muy pocas veces experimentamos la realidad tal cuál es.
  2. Se forman a partir de eventos especiales. “Experiencias tempranas”
  3. Filtran y crean nuestros pensamientos y emociones “Percepcion selectiva”. Cuando solo procesamos lo que nos interesa.
  4. Son aceptadas generalmente como válidas, sin ser cuestionadas o analizadas previamente.
  5. Son estables en el tiempo, sobre ella se construyen las conductas y emociones. Muchas cambian de manera superficial, manteniendo su núcleo original, otras realmente se transforman.
  6. La creencia de terceros acerca de nosotros o nuestra realidad puede tener una influencia determinante sobre nuestras vidas.
  7. Las creencias que más poder tienen en tu vida, son las creencias inconscientes o desconocidas.
  8. Las creencias son un motor de encendido en el ser humano, activan lo que podemos hacer y lo que no.

Ahora bien, como lo señalaba al inicio puedes hacer que tus creencias potencialicen tus resultados, sean tus aliadas o te limiten. Por lo regular, cuando piensas de manera limitante permaneces “viviendo cómodamente incomodo”. Ten presente que lo que pienses y sientes operan como un mecanismo regulador para tus metas, objetivos y valores personales.

Referencia Bibliografica

Hoffmann, W,(2013), Creencias Limitantes, editorial Cognitio Books & Apps

Destacado

La Pareja Que Tienes hoy, Es Proporcional Al Nivel De Tu Autoestima

¿Te has visto envuelto en relaciones desastrosas?

¿Pasas de una pareja a otra y sigues presentando los mismos problemas ?

¿No puedes salir de una relación tormentosa, eres consciente que no te conviene pero aun así te es difícil dejarlo o dejarla?

¿Sientes miedo a expresarte de manera libre, frente a tu pareja por temor a

señalamientos o maltratos?

Todas las experiencias que vives a diario, los éxitos como los fracasos, los proyectos terminados, como los abandonados, las relaciones con amigos, familia y pareja están íntimamente relacionados con el concepto y sentimientos que tienes acerca de ti. Según la definición de autoestima descrita por Nathaniel Branden, la autoestima es la experiencia de ser aptos para la vida y para las necesidades de la vida.

Tener una autoestima baja limita tu capacidad de responder de manera adaptativa a los eventos o situaciones difíciles que puedas experimentar, como también permanecer en pensamientos pesimistas y derrumbarte fácilmente, lo negativo opaca fuertemente cualquier posibilidad de crecimiento. Es por ello, que atraes a tu vida personas que tienen tu mismo nivel de valor y autoconocimiento recuerda “dos abismos nunca formarán una cima”, para que una relación prospere y haya crecimiento en ambas partes, es necesario primero trabajar en ti y trabajar en ti comienza por saber y entender.

¿Que tanto te quieres y valoras?

¿Con que frecuencia te perdonas?

¿Cuales son tus valores y principios?

¿Que esperas tú en una relación?

¿Que es para ti el amor propio?

¿Sientes inseguridad o miedo de expresar tus emociones y sentimientos?

¿Sientes que no vas a poder defenderte en la vida, sino estas con esta persona?

Si te es difícil contestar estas preguntas y estas en una relación viciosa desastrosa repitiendo siempre lo mismo, probablemente querida alma has entregado tu valoración y estima a otros, has perdido el valor de reconocer las habilidades y capacidades que tienes para enfrentarte a la vida, establecer tus propios limites y darlos a conocer de manera asertiva, quizás no te has dado a la oportunidad de perdonarte, quererte y comprender que no eres tu pasado, a reconocer tus errores trabajar en ellos, pero también desarrollar y potencializar tus capacidades, comprender que tú felicidad no depende del otro, tú felicidad depende únicamente de ti.

¿Para que te limitas a vivir en una negatividad innecesaria e inútil?

Solo cuando te hagas responsable de tú bienestar y decidas tomar acción, encontraras esa persona que te ayude a llegar a la cima, pero que tú también le ayudes a llegar a su cima. De esta manera:

Perdonaran juntos.

Crecerán juntos.

Enfrentaran las adversidades juntos.

Se amaran juntos.

No intentes cambiar, sugestionar o manipular al otro. Comprende tus emociones, comprende tus pensamientos, comprende tu valor, comprende tu corazón. Enamórate primero de ti y todo empezara a cambiar.

Un abrazo.

Destacado

4 Preguntas Para Comprender La Ansiedad.

El amor mira hacia el futuro, el odio hacia el pasado, la ansiedad tiene ojos en todas las direcciones. Mignon McLaughlin

Hola.

Quiero darte la bienvenida a este articulo que he creado, como herramienta para comprender la ansiedad, lo he dividido en cuatro preguntas claves que te lleven a una visión integral, de tan importante tema.

¿Que es la ansiedad?

Es un sistema complejo de respuesta conductual, psicológica, afectiva y cognitiva que se activa al anticipar sucesos que se juzgan como acontecimientos incontrolables,  que podrían amenazar los intereses vitales de un individuo.

¿Como saber si lo que siento, es desadaptativo?

  1. Cognición Disfuncional: Valoras erróneamente el peligro en  una situación.
  2. Deterioro del funcionamiento: Encuentras dificultad, para vivir de manera plena y satisfactoria.
  3. Persistencia: Sientes de manera frecuente y prolongada miedo a algo por la idea de que sea peligroso o perjudicial.
  4. Falsas alarmas: Experimentas miedo o pánico en ausencia de un estímulo amenazante.
  5. Hipersensibilidad a los estímulos: Interpretas de manera exagerada, situaciones de posible amenaza.

¿Cuales son los Síntomas?

Síntomas Fisiológicos

  1. Aumento del ritmo cardíaco,
  2. respiración entrecortada
  3. Dolor o presión en el pecho.
  4. Sensación de asfixia
  5. aturdimiento, mareo sudores, músculos tensos.

Síntomas cognitivos

  1. Miedo a perder el control
  2. Miedo al daño físico o a la muerte
  3. Miedo a “enloquecer”
  4. Miedo a la evaluación negativa de los demás.
  5. Pensamientos, imágenes o recuerdos atemorizantes.

Síntomas conductuales

  1. Evitación de las señales o situaciones de amenaza
  2. Huída, alejamiento
  3. Obtención de seguridad, reafirmación;
  4. Inquietud, agitación, marcha
  5. Hiperventilación

Síntomas afectivos

  1. Nervioso, tenso, embarullado
  2. Asustado, temeroso, aterrorizado
  3. Inquieto, asustadizo
  4. Impaciente, frustrado.

¿Tiene solución?

Si, mil veces si.

¿Que puedo hacer?

  1. Buscar ayuda profesional: Es importante la opinión profesional, para establecer una intervención que ayude a tu bienestar.
  2. Puedes bajar los niveles de tensión, con ejercicios de respiración.
  3. Cambiar el foco de atención, de los pensamientos amenazantes.

Conclusión

Experimentar un trastorno de ansiedad, es una situación muy abrumadora y limitante. Cuando estuve en esta situación y como profesional en el tema, me sentía tan impotente, al no encontrar las respuestas. Pero hoy quiero comentarte que si hay salida, que si existen métodos eficaces para superarlo.

En mi caso, buscaba las respuestas en mi pasado para gestionar el cambio, pero fue una noche cuando le pedí respuestas a Dios, y vino a mi mente echarle una mirada al futuro, comencé a preguntarme , ¿como veía? ¿Como quería que fuera? ¿Que experiencias quería vivir? obviamente me di cuenta que la ansiedad no estaba, en lo que yo quería.

Esto me llevo a tomar acción, a hacerme cargo, e iniciar el proceso. Hoy ayudo a personas también a superar esta situación, desde mi profesión pero también desde mi experiencia de vida. No te des por vencido, tu pasado no define tu futuro. Recuerda siempre se puede ser y estar mejor.

Deja tus comentarios.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

DAVID A. CLARK AARON T. BECK, 2010, TERAPIA COGNITIVA PARA TRASTORNOS DE ANSIEDAD, New York, USA, EDITORIAL DESCLÉE DE BROUWER, S.A., 2012